Los 10 hábitos saludables para cuidar el corazón

Los 10 hábitos saludables para cuidar el corazón

Los 10 hábitos saludables para cuidar el corazón https://corazonesprotegidos.es/wp-content/uploads/2018/06/Los-10-hábitos-saludables-para-cuidar-el-corazón.jpg 960 617 Corazones Protegidos Corazones Protegidos https://secure.gravatar.com/avatar/7abde35a54e74302a3b367b0eb538938

 

El corazón es uno de los órganos más vitales del cuerpo humano, y cuidarlo es fundamental para mantener una buena salud en general, por lo que no debemos esperar a tener algún problema para velar por el. Lógicamente, lo más recomendable para disponer de un corazón sano es prevenir que enferme.

Por ello, lo que deberíamos hacer todos sería proponernos llevar una vida saludable y así prevenir posibles problemas cardiovasculares en un futuro.

Cuando hablamos de problemas en el corazón, nos estamos refiriendo al número uno del ranking de mortandad en España, por lo que es un tema que nos debemos tomar muy en serio. Un corazón sano permite llevar una vida activa y plena, pero cuando no es así, y el corazón no funciona correctamente, se pueden sufrir síntomas como la fatiga, falta de energía, dificultad para respirar y limitaciones en la capacidad física.

Sólo unos pequeños hábitos saludables pueden conseguir prevenir este tipo de problemas, pero es importante comenzar cuanto antes, y no esperar a que pase el tiempo y el daño pueda ser irreversible.

A continuación, te hablaremos de diez hábitos que ayudarán a que tu corazón este fuerte como un roble y puedas disfrutar de una vida plena, ajena a los problemas cardiovasculares ¡empezamos!

  1. Los ácidos grasos Omega 3 son muy beneficiosos para el corazón. Estas grasas saludables, que se encuentran en alimentos como pescados azules, nueces y algunas leches enriquecidas, desempeñan un papel importante en el mantenimiento de la salud cardíaca. Numerosos estudios respaldan los beneficios del Omega 3 para proteger el corazón y prevenir enfermedades.
  2. La famosa dieta mediterránea también dispone de alimentos muy recomendables para cuidar nuestro corazón, como el aceite de oliva, las frutas, verduras y frutos secos.
  3. Cuando buscamos cuidar nuestro corazón de una forma natural, es importante evitar en la medida de lo posible el consumo de grasas saturadas y grasas trans. Estos tipos de grasas son perjudiciales para la salud cardiovascular.
  4. La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos recomienda el consumo de entre tres a cuatro raciones de pescado a la semana, preferiblemente el pescado azul, ya que es rico en ácidos grasos Omega 3. Aunque la realidad es que en España actualmente se consume de media una ración de pescado por semana.
  5. Una parte muy infravalorada en cuanto a prevenir los problemas del corazón, es el descanso. Durante el sueño, el cuerpo tiene la oportunidad de recuperarse y reparar los tejidos dañados, incluido el tejido cardíaco. Por el contrario, si se descansa menos de las siete u ocho horas recomendadas, puede derivar en problemas tales como la obesidad, problemas circulatorios o del corazón.
  6. Otro hábito muy recomendable, independientemente de la edad, es el ejercicio físico. Caminar entre treinta y sesenta minutos a un buen ritmo, unos cinco días a la semana, ayudará a mantener una buena salud cardíaca y en general.
  7. Mantener bajo control los niveles de colesterol es crucial para cuidar el corazón. Ya que es una sustancia grasa que tiende a acumularse en las arterias, formando placas que pueden obstruir el flujo de sangre y causar enfermedades graves. Así que, junto con una alimentación saludable, es esencial llevar un estilo de vida activo y equilibrado.
  8. El tabaco es especialmente perjudicial para el corazón. Fumar daña las arterias y reduce el flujo sanguíneo, lo que puede provocar placa en las arterias y consecuentemente aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas. En cuanto al consumo de alcohol, si se realiza en exceso, también puede tener efectos muy negativos para el corazón, ya que aumenta la presión arterial, lo que ejerce una tensión adicional en el corazón y las arterias.
  9. Uno de los mayores factores de riesgo cardiovascular, es la obesidad y, en España, no son pocas las personas que sufren este problema. Por lo que mantenerse en un peso saludable será un gran punto a nuestro favor.
  10. Para finalizar, reducir el consumo de sal es importante para el cuidado del corazón. Muchos alimentos procesados, como embutidos, conservas y comidas precocinadas, suelen contener altas cantidades de sal. Y es que el consumo excesivo de sal también eleva la presión arterial y aumenta el riesgo de enfermedades como la hipertensión.

Puedes obtener más información y consejos sobre la salud en el apartado de noticias de Corazones Protegidos