¿Qué es una cardiopatía isquémica?

¿Qué es una cardiopatía isquémica?

¿Qué es una cardiopatía isquémica? 960 640 Corazones Protegidos

La cardiopatía isquémica (también llamada enfermedad de las arterias coronarias) en una enfermedad que es producida por el estrechamiento de las arterias que van a al corazón, lo que se traduce en un menor flujo sanguíneo al corazón, con graves consecuencias.

En este artículo te hablaremos sobre qué es la cardiopatía isquémica, sus causas, síntomas, diagnóstico y veremos las opciones para su tratamiento.

Causas y factores de riesgo

Como decíamos, la principal causa de la cardiopatía isquémica es la acumulación de placa en las arterias coronarias, conocida como aterosclerosis.

La placa consiste en depósitos de grasa, colesterol y otras sustancias que se adhieren a las paredes internas de las arterias, estrechándolas y reduciendo el flujo de sangre.

Son muchos los factores de riesgo para desarrollar una cardiopatía isquémica, de modo que, a continuación, te nombraremos los más habituales:

  • Edad avanzada
  • Antecedentes familiares con enfermedades cardíacas
  • Tabaquismo
  • Hipertensión arterial
  • Diabetes
  • Colesterol alto
  • Obesidad
  • Vida sedentaria
  • Haber padecido previamente angina o infarto

Síntomas

Los síntomas de la cardiopatía isquémica pueden ser diferentes en una persona que en otra ya que, por ejemplo, hay personas que no experimentan ningún síntoma hasta que la enfermedad está muy avanzada. Pero por lo general, los síntomas más habituales son el dolor en el pecho (que puede irradiarse hacia el brazo izquierdo, el cuello, la mandíbula o la espalda), la falta de aire, fatiga y sudoración excesiva.

Diagnóstico

Como es normal, el diagnóstico para este tipo de enfermedades requiere de una revisión médica exhaustiva, revisando antecedentes clínicos, familiares, etc.

Las pruebas suelen incluir un electrocardiograma (ECG) para registrar la actividad eléctrica del corazón, una prueba de esfuerzo para medir la respuesta cardíaca y pruebas de imagen, tales como la gammagrafía.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento son variadas, desde incluir cambios en el estilo de vida, dejar de fumar, llevar una dieta saludable hasta la prescripción de medicamentos para, por ejemplo, reducir los niveles de colesterol en sangre.

En los casos más graves, los procedimientos invasivos, como la angioplastia coronaria con colocación de un stent o la cirugía de bypass coronario, pueden ser necesarios para restablecer el flujo sanguíneo.

Prevención

Como en casi todas las enfermedades, la prevención juega un papel fundamental. Mantener un estilo de vida saludable, un peso adecuado y una buena alimentación unida a la práctica de cualquier actividad física, reducirá considerablemente los factores de riesgo.

Además, es muy importante controlar la presión de las arterias y el colesterol.

Visita regularmente la página Corazones Protegidos para más consejos para la salud.