Socorrismo y primeros auxilios en bebés

Socorrismo y primeros auxilios en bebés

Socorrismo y primeros auxilios en bebés 480 720 Corazones Protegidos

Se consideran primeros auxilios la atención que recibe una persona que ha sufrido un accidente o una enfermedad repentina, hasta el momento en el que acuden los servicios de emergencias para ofrecerle una atención médica más adecuada. Los primeros auxilios se ofrecen en el mismo lugar del accidente, antes de trasladar a la víctima al centro hospitalario en el caso de ser necesario.

La calidad de los primeros auxilios que reciba la víctima estará relacionada con los conocimientos que tenga la persona que los aplica, y en ningún caso pueden reemplazar a la asistencia sanitaria de un profesional. En el caso de accidente o situación de emergencia en bebés o niños, los padres deben estar preparados para actuar con seguridad y afrontar el problema del niño.

Entre los accidentes que pueden sufrir los bebés o niños hay diversos grados de gravedad. Pueden ser casos sin importancia como moratones, rasguños, pequeños cortes, o rozaduras, o casos más urgentes como atragantamientos, traumatismos, intoxicaciones, asfixia, fracturas, fiebre alta, heridas profundas o quemaduras graves.

En casa nos encontramos con innumerables peligros como son muebles, productos de limpieza e incluso los propios juguetes de los niños. Cualquier objeto que tengamos por casa puede suponer un riesgo para nuestros pequeños.

En muchas ocasiones no podemos evitar los accidentes en los que se ven envueltos los niños, como puede ser una picadura de abeja, o un atragantamiento. Pero lo que hay que tener claro es cuándo llamar a los servicios de emergencias (112) y de qué manera debemos actuar hasta que llegan.

Es importante saber cómo prevenir accidentes, pero también es fundamental tener algunos conocimientos básicos sobre cómo actuar cuando nos encontramos con una urgencia o accidente en el que se vea involucrado un niño. Si sabemos de qué forma debemos actuar ante una subida de fiebre o un accidente doméstico, actuaremos mucho más tranquilos y seguros.

Lo principal cuando nos encontramos ante un accidente con un niño es mantener la calma e intentar solucionar el problema de la mejor manera posible. Si el niño nos encuentra tranquilos, se sentirá más seguro. Si, por el contrario, nos ve excesivamente alterados, el niño lo va a pasar peor de lo que ya lo está pasando.

Saber realizar unas maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) a un niño al que se le ha detenido el corazón o a dejado de respirar, la maniobra de Heimlich ante un caso de atragantamiento, o como actuar a la hora de detener una hemorragia, puede suponer salvar la vida del pequeño.

El Proyecto Corazones Protegidos ofrece un curso de primeros auxilios en bebés y niños para todas aquellas personas interesadas en aprender o aumentar sus conocimientos básicos de socorrismo y primeros auxilios para niños y bebés, siempre y cuando el interesado sea mayor de edad y esté en posesión del título de Educación Secundaria Obligatoria, graduado escolar o similar.

El curso consta de una parte teórica y una parte práctica. En la parte teórica se estudiarán los conceptos de urgencia y emergencia sanitaria, así como los distintos tipos de urgencias y emergencias como quemaduras, hemorragias, intoxicaciones, o parada cardiorrespiratoria, entre otras. En el módulo práctico se repasarán los conocimientos adquiridos y se hará una representación en el aula de la actuación de primeros auxilios en bebés y niños.

[recaptcha]

    Centro de preferencias de privacidad

      Necessary

      Advertising

      Analytics

      Other