Pasos a Seguir para Instalar un Desfibrilador en Asturias: Promoviendo la Seguridad Cardiaca en Espacios Públicos

Instalar 1

Pasos a Seguir para Instalar un Desfibrilador en Asturias: Promoviendo la Seguridad Cardiaca en Espacios Públicos

Pasos a Seguir para Instalar un Desfibrilador en Asturias: Promoviendo la Seguridad Cardiaca en Espacios Públicos https://corazonesprotegidos.es/wp-content/uploads/2024/01/Instalar-1.jpg 1200 754 CorazonesProtegidosAdm CorazonesProtegidosAdm https://secure.gravatar.com/avatar/e6f225650c3423885fe02b6e582b131a

La instalación de Desfibriladores Externos Automáticos (DEA) en establecimientos públicos es una medida fundamental para mejorar la respuesta en situaciones de emergencia cardíaca. En Asturias, la normativa establece claramente las entidades obligadas a contar con un DEA y los pasos a seguir para garantizar su correcto funcionamiento y uso.

El Decreto 54/2016, de 28 de septiembre, regula la instalación y la utilización de desfibriladores externos fuera del ámbito sanitario, así como la formación y acreditación de las entidades formadoras para este uso.

Establecimientos Obligados a Disponer de un DEA

Según la normativa asturiana, diversas entidades públicas o privadas, así como particulares, que sean titulares o disfruten del derecho de explotación de determinados establecimientos e instalaciones, están obligados a disponer de un DEA. Estos establecimientos incluyen:

    • Centros comerciales, individuales y colectivos, con una superficie superior a 2.500 metros cuadrados para la exposición y venta al público.
    • Instalaciones de transporte, como aeropuertos y puertos comerciales, estaciones de autobuses o ferrocarril en poblaciones de más de 50,000 habitantes, y estaciones con una afluencia diaria igual o superior a 2,000 personas.
    • Lugares donde se desarrollen espectáculos públicos y actividades recreativas con un aforo autorizado superior a 750 personas.
    • Instalaciones deportivas con una afluencia media diaria de usuarios igual o superior a 500 personas.

Obligaciones Relativas a la Instalación del DEA

InstalarLa instalación de Desfibriladores Externos Automáticos (DEA) no solo es un paso crucial para mejorar la seguridad en entornos públicos, sino que también conlleva una serie de obligaciones detalladas para garantizar su correcto funcionamiento y capacidad de respuesta inmediata. Aquí se detallan y amplían las obligaciones establecidas para los sujetos mencionados en el artículo correspondiente, así como para aquellos que opten por instalar voluntariamente un DEA.

  1. Comunicación y Declaración Responsable: El primer paso es comunicar a la Consejería competente en materia de sanidad la instalación del DEA. Esta comunicación debe incluir detalles específicos como el fabricante, nombre, modelo y número de serie del desfibrilador, así como el lugar de instalación y las personas autorizadas para su uso. Además, se debe acompañar esta comunicación con una declaración responsable, según el modelo establecido en el anexo I. Esta declaración implica asumir la responsabilidad y compromiso con las normativas y condiciones de uso establecidas.
  1. Dotación Material Mínima y Señalización Adecuada: La entidad responsable de la instalación del DEA debe asegurarse de contar con la dotación material mínima, como se determina en el anexo II. Esto incluye no solo el desfibrilador en sí, sino también los accesorios necesarios para su correcto funcionamiento. Además, es imperativo señalizar la ubicación del DEA de manera visible y clara, asegurando que las normas de utilización también estén fácilmente accesibles para aquellos que puedan necesitarlo en una emergencia.
  1. Formación Continua del Personal: Para garantizar una respuesta eficaz, el personal encargado del manejo del DEA debe recibir una formación adecuada y continua. Esto implica proporcionarles los conocimientos necesarios para utilizar el desfibrilador de manera efectiva y actualizar sus habilidades según sea necesario. Además, la entidad debe garantizar la disponibilidad de personal capacitado durante el horario de funcionamiento del centro o entidad correspondiente.
  1. Cumplimentación y Remisión de Datos al Registro: La entidad debe asumir la responsabilidad de cumplimentar y remitir todos los datos relacionados con el registro establecido en el artículo 8.a. Esto garantiza una trazabilidad completa de la instalación y uso del DEA, lo que es esencial tanto para fines administrativos como para la mejora continua del sistema.
  1. Revisión y Mantenimiento del DEA: Mantener el DEA en perfecto estado de uso es una obligación crucial. La entidad debe realizar revisiones y mantenimientos periódicos, siguiendo las instrucciones del fabricante. Esto garantiza que el desfibrilador y sus accesorios estén siempre listos para su utilización inmediata en caso de emergencia.
  1. Cumplimiento de Pautas y Recomendaciones: La Consejería competente en materia de sanidad puede notificar pautas y recomendaciones específicas. Es responsabilidad de la entidad asegurarse de cumplir con estas directrices para garantizar la coherencia con los estándares y protocolos de seguridad establecidos.
  1. Notificación de Incidentes Adversos y Acciones Correctivas: La entidad debe tener un proceso establecido para notificar al Sistema de Vigilancia de Productos Sanitarios cualquier incidente adverso detectado en el funcionamiento del DEA. Además, es esencial implementar de manera proactiva las acciones correctivas determinadas por el fabricante o por las autoridades sanitarias. Esta medida contribuye a mantener la integridad y eficacia del sistema de desfibriladores.

Uso Autorizado de los DEA

El uso del DEA está autorizado para el personal médico y de enfermería, Técnicos en Emergencias Sanitarias, y aquellos que hayan obtenido certificados de profesionalidad específicos.

Asimismo, las personas que demuestren conocimientos y habilidades mediante pruebas de evaluación pueden hacer uso de los DEA, sin perjuicio del uso no negligente en situaciones extremas por parte de ciudadanos en general. El uso del DEA implica la obligación de contactar inmediatamente con el centro coordinador de la unidad responsable de la atención a las urgencias y emergencias médicas (112) para garantizar la continuidad asistencial y el control médico sobre la persona afectada.

Además, se requiere el cumplimiento de la hoja de asistencia y su remisión a la unidad responsable de la coordinación de atención a las urgencias y emergencias sanitarias.

“La formación para el manejo

de DEA debe ser impartida por

entidades autorizadas.”

 Proyecto Corazones Protegidos

Instalar 2El Proyecto Corazones Protegidos, promovido por el Grupo iLabora Formación, se erige como una iniciativa vanguardista en el ámbito social y de salud pública, abocada a la prevención y salvaguarda cardíaca de la comunidad en general. Guiado por los principios de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) arraigados en el Grupo iLabora Formación, este proyecto se despliega ofreciendo servicios en lugares y eventos con alta afluencia de personas.

En el marco del Proyecto Corazones Protegidos, compartimos nuestro conocimiento y recursos para garantizar una auténtica cardioprotección. Desde la comercialización e instalación, respaldada por el asesoramiento de nuestros expertos, hasta el mantenimiento de equipos y la capacitación del personal, abordamos integralmente la creación de entornos cardioprotegidos, con el firme propósito de contribuir a la seguridad cardiovascular de la sociedad.

Puedes solicitar información o presupuesto a través de este enlace.

En Resumen

La instalación de Desfibriladores Externos Automáticos (DEA) en Asturias es esencial para la seguridad en espacios públicos. Los establecimientos obligados deben cumplir con una serie de directrices, desde la comunicación inicial hasta la formación del personal y el mantenimiento de equipos. La autorización de uso se reserva para personal médico y certificados de profesionalidad específicos.

Destacando el compromiso con la seguridad cardíaca, el Proyecto Corazones Protegidos del Grupo iLabora Formación ofrece servicios integrales, contribuyendo a la creación de entornos cardioprotegidos. En conjunto, estas medidas fortalecen la capacidad de respuesta ante emergencias cardíacas, promoviendo la salud y bienestar de la comunidad en Asturias. La colaboración entre entidades, la formación continua y el cumplimiento de normativas son clave para lograr entornos más seguros y preparados.

El Proyecto Corazones Protegidos ayuda a todas las empresas y organizaciones asturianas en la creación de sus espacios cardioprotegidos cumpliendo la normativa del Principado de Asturias.

2 × 1 =