¿Qué es un infarto de miocardio?

¿Qué es un infarto de miocardio?

¿Qué es un infarto de miocardio? 559 720 Corazones Protegidos

Un infarto es una obstrucción de los tejidos de un órgano a causa de la detención de la circulación sanguínea en una arteria. Esta falta de riego sanguíneo hace que los tejidos mueran o se necrosen. En el caso del infarto de miocardio, los tejidos lesionados son los que forman el corazón, lo que provoca una parada o una alteración grave del ritmo de los latidos.

El infarto de miocardio agudo, más conocido coloquialmente como ataque al corazón, es aquel en el que mueren las células cardíacas al no llegarles la cantidad necesaria de riego sanguíneo debido a una obstrucción. La causa más frecuente de obstrucción de las arterias coronarias es la ruptura de una placa de ateroma vulnerable.

La evolución del paciente después de sufrir un infarto de miocardio dependerá, principalmente, de la detección temprana y la rápida asistencia sanitaria y de la cantidad de tejido cardíaco que haya sufrido lesiones.

El infarto de miocardio puede presentar diversas complicaciones. Entre las secuelas del infarto de miocardio, destacarían como más frecuentes los trastornos del ritmo cardíaco (arritmias) o la insuficiencia mecánica (o cardíaca), que aparece en aproximadamente la mitad de los pacientes que sufren infarto de miocardio. El grado de insuficiencia cardíaca se relaciona directamente con la mortalidad, siendo el shock cardiogénico su forma más grave, alcanzando entre un 80 y un 90% de mortalidad. Entre las complicaciones menos frecuentes se encontrarían la rotura cardíaca, la aneurisma ventricular, el tromboembolismo pulmonar o la pericarditis.

Las personas que han sufrido un infarto de corazón tienen más posibilidades de sufrir un nuevo episodio en el futuro. Es importante determinar la gravedad de los daños en los tejidos, así como la evolución a largo plazo del paciente, pudiendo así determinar los riesgos que presenta cada paciente.

Entre las principales causas de infarto, se encuentran la arteriosclerosis y la trombosis. En la arteriosclerosis, una placa de grasa, como por ejemplo el colesterol, bloquea la arteria impidiendo que la sangre circule con normalidad. En la trombosis también se obstruye la arteria, pero en este caso debido a un coágulo de sangre o trombo.

¿Cómo podemos saber si estamos sufriendo un infarto al corazón? Es muy difícil determinar los síntomas de un infarto al corazón, ya que varían de unas personas a otras e incluso los síntomas en mujeres del infarto de miocardio son diferentes que los de los hombres. No obstante, existen algunos síntomas que se suelen presentar comúnmente en los infartos de miocardio.

El dolor en el pecho es una señal común de que se está sufriendo un infarto. Suele darse en el centro del pecho, haciendo sentir una fuerte presión en el tórax de forma constante o intermitente. Suele durar unos minutos y también puede sentirse en el lado izquierdo del pecho. Si sufres un dolor que no habías experimentado antes debe ser una señal de alarma por la que acudir a un centro médico.

La dificultad para respirar es otro de los síntomas más comunes de infarto al corazón. La sensación de ahogo puede ser provocada por otros factores como la falta de ejercicio, la obesidad o el asma, pero si viene acompañada de un dolor en el pecho o en la zona superior del cuerpo como mandíbula, cuello, espalda o brazo izquierdo debemos acudir cuanto antes a un hospital.

Otros síntomas comunes son el sudor frío, la fatiga inusual, los mareos, las náuseas con vómitos, la ansiedad extrema o el cambio de color de la piel (palidez o color amoratado alrededor de los labios). Es importante tener en cuenta que no todas las personas sufren todos los síntomas, ni los sufren de manera simultánea.

Existen factores de riesgo a la hora de determinar quiénes son más propensos a sufrir un infarto, destacando aquellas personas que no tienen unos hábitos de vida que se consideren saludables. La mejor forma de prevención del infarto de miocardio es realizando ejercicio físico, llevando una vida sana y siguiendo una alimentación saludable.