¿Qué es un espacio cardioprotegido?

¿Qué es un espacio cardioprotegido?

¿Qué es un espacio cardioprotegido? 960 640 Corazones Protegidos

No podemos saber si en cualquier momento vamos a encontrarnos con una emergencia sanitaria como es una parada cardiorrespiratoria; pero lo que sí debemos saber es que, en esos momentos, el tiempo de reacción, los conocimientos y los medios que tengamos a mano serán cruciales para salvar la vida de esa persona.

He aquí la importancia de los espacios cardioprotegidos. Y nos preguntaremos, ¿qué significa espacio cardioprotegido? Pues bien, un espacio cardioprotegido es aquel que cuenta con los equipos y el personal necesario para asistir lo más rápido posible a una persona que sufra un paro cardíaco. Desde estos espacios es desde donde se dará aviso también a los servicios de emergencias.

Los espacios regulados para la cardioprotección deben disponer de desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) y de operadores que han recibido una formación específica para la utilización de estos equipos. Para una cardioprotección efectiva, es imprescindible que los operadores conozcan su obligación de activar la cadena de supervivencia. Además, los desfibriladores deberán estar adecuadamente ubicados y señalizados.

En el territorio español, es cada comunidad autónoma la que señala dónde es obligatorio un desfibrilador. Independientemente de la no obligatoriedad en algunas comunidades de la instalación de desfibriladores en espacios públicos, siempre se recomienda que se instalen por el importante hecho de que puede salvar vidas.

En cuanto a la formación necesaria para los operadores de los espacios cardioprotegidos, también está regulada por cada comunidad autónoma. Por lo general, los cursos para el manejo de los desfibriladores en las diferentes comunidades autónomas, por normativa, deben durar entre 8 y 12 horas.

Prácticamente cualquier sector de actividad podría ser considerado un espacio cardioprotegido, pudiendo destacar espacios como centros educativos, parques industriales, empresas, alojamientos turísticos, residencias, instalaciones deportivas, centros comerciales, centros culturales y de ocio, transportes, o playas y piscinas, entre otros.

Para que un lugar se considere un espacio adecuado para la cardioprotección, debe contar con un certificado de espacio cardioprotegido. Este certificado puede obtenerse mediante el Proyecto Corazones Protegidos, a través del cual se pueden alquilar o comprar servicios integrales de cardioprotección, y que pretende concienciar a los no sanitarios de la importancia de conocer y saber aplicar técnicas de reanimación y primeros auxilios.

Para obtener la citada certificación, se deben tener en cuenta principalmente cinco aspectos fundamentales:

  1. Desfibrilador y distribuidor. Deberá cumplir con la normativa de espacio cardioprotegido, tener sus seguros correspondientes y adecuarse a las regulaciones de venta.
  2. Instalación. Se tendrá en cuenta la distribución, la ubicación y la señalización del desfibrilador. Además, deberá estar dado de alta en la Comunidad Autónoma.
  3. Formación mínima reglamentaria según cada Comunidad Autónoma.
  4. Deberá haber un control de la caducidad informatizada, tanto de las baterías como de los parches.
  5. Renovación. Cada dos años se tendrán que realizar cursos formativos de reciclaje, así como renovar las baterías y los parches.