¿Qué debemos hacer para cuidar el corazón?

¿Qué debemos hacer para cuidar el corazón?

¿Qué debemos hacer para cuidar el corazón? 960 641 Corazones Protegidos

Para tener un corazón sano no son necesarios grandes sacrificios. Para cuidar el corazón naturalmente sobra con adquirir buenos hábitos e intentar evitar aquellos que ponen en riesgo nuestra salud cardíaca. Lo más importante es ser constante y seguir, en la medida de lo posible, los siguientes consejos:

 

Mantén un peso saludable y come bien

Para comprobar que estamos dentro de los límites de lo que se considera un peso saludable la mejor opción es ir a visitar a un nutricionista. Pero si por determinados motivos no tenemos esa posibilidad, podemos calcular nuestro índice de masa corporal (IMC) en función de nuestra altura. Este índice puede calcularse dividiendo el peso (en kilogramos) entre la altura al cuadrado (en metros). Para un peso saludable, el IMC tendría que estar entre 18’5 y 24’9.

La ingesta de calorías diaria debería adecuarse a las calorías que se queman durante el día. Los días de mucha actividad física deberemos ingerir una cantidad mayor de calorías que los días que tenemos menos movimiento. Pero la cantidad de calorías no es lo más importante. Ante todo, debemos seguir una alimentación variada y equilibrada. Existen determinados alimentos buenos para cuidar el corazón, pero también hay otros que debemos evitar siempre que nos sea posible.

No abusar de la sal y del azúcar puede ayudarnos a proteger el corazón, ya que el exceso de sal aumenta la presión arterial y, por ende, se incrementa el riesgo de sufrir un infarto. En cuanto al exceso de azúcar, nuestro organismo no está capacitado para asimilarlo, por lo que lo transforma en grasa y puede provocar obesidad.

Las grasas animales son otro de los alimentos que debemos evitar si nos importa la salud del corazón. Este tipo de grasas son de los alimentos que más problemas del corazón provocan, y se pueden sustituir fácilmente por grasas de origen vegetal más saludables.

La forma de cocinar los alimentos también es importante para determinar si son más o menos saludables. Para una alimentación sana se recomienda que los alimentos se consuman cocinados al vapor, a la plancha o al horno, evitando las frituras, ya que de este modo se conservan todas sus propiedades nutricionales.

En cuanto a los alimentos que no pueden faltar en nuestra dieta, destacaríamos las frutas, las verduras y los alimentos integrales. El alto contenido en fibra de estos alimentos nos ayuda a disminuir la presión arterial y los problemas cardiovasculares. Además, las frutas y verduras tienen una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes, favoreciendo el buen funcionamiento del corazón.

Para tener un corazón fuerte también debemos consumir pescado azul como mínimo dos veces por semana. Su alto contenido en ácidos grasos omega 3 nos ayuda a prevenir las enfermedades del corazón, ya que disminuye la presión de las arterias, el colesterol y la coagulación en la sangre, lo que nos ayuda a mantener sano el sistema circulatorio.

 

Haz ejercicio a diario

Como sabemos, una alimentación saludable es fundamental para un buen funcionamiento de nuestro corazón, pero si llevamos una vida sedentaria tendremos más posibilidades de sufrir problemas cardíacos. Mantenerse activo mejora la circulación sanguínea, ayudando a regular los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, además de disminuir la presión arterial. Lo recomendado es realizar por lo menos de media hora a una hora de ejercicio diaria.

 

Evitar el consumo de tabaco

Un solo cigarrillo al día ya aumenta el riesgo de un paro cardíaco. Fumar disminuye los niveles de oxígeno en la sangre, estrecha y endurece la capa interna de las arterias y hace que aumente la presión arterial. Además, eleva los niveles de colesterol malo (LDL) en la sangre y disminuye los del bueno (HDL), además de aumentar el nivel de triglicéridos.

 

Controla el consumo de alcohol

Aunque es recomendable consumir una copa de vino al día, no es nada saludable abusar del alcohol. El consumo excesivo de alcohol puede provocar graves consecuencias para nuestra salud cardiovascular.

 

Duerme 8 horas al día

Dormir bien es fundamental para tener una buena salud. El descanso nos permite recuperar la energía gastada durante el día. Debemos evitar suplir las horas de sueño con bebidas estimulantes como el café o las bebidas energéticas.

 

Visitar al médico periódicamente

Además de los hábitos que podemos realizar diariamente para cuidar nuestro corazón, es importante visitar al médico para chequeos rutinarios por lo menos una vez al año, sobre todo cuando se tienen factores de riesgo como enfermedades del corazón. Realizarse análisis para ver que todo está en orden en nuestro cuerpo nos puede ayudar a detectar precozmente cualquier alteración para poder tratarla a tiempo.