¿Qué alimentos son buenos para cuidar el corazón?

¿Qué alimentos son buenos para cuidar el corazón?

¿Qué alimentos son buenos para cuidar el corazón? 960 640 Corazones Protegidos

Para tener una buena salud cardiovascular no es suficiente con hacer ejercicios para fortalecer el corazón, también será necesario llevar una dieta variada y equilibrada, así como evitar ciertos alimentos malos para el corazón. Evitar los alimentos procesados y refinados, así como aumentar el consumo de proteína y fibra, podrán ayudarnos a cuidar de nuestro corazón.

Además de seguir una dieta sana, hay determinados alimentos que nos aportan un beneficio extra para el cuidado de nuestro corazón por las propiedades que poseen:

Chocolate negro: ¿Quién ha dicho que la comida sana no pueda disfrutarse? El chocolate negro tiene múltiples beneficios como la restauración de la elasticidad de las arterias, además de evitar que los leucocitos se adhieran a las paredes de los vasos sanguíneos. Para que el chocolate sea beneficioso debe tener al menos un 70% de cacao.

Frutos rojos: son otros de los alimentos más recomendados, ya que contienen antioxidantes, que ayudan a controlar la tensión arterial y reducen el colesterol “malo”.

Nueces: debido a su alta concentración de vitamina E y ácidos grasos Omega-3, se considera, junto con las almendras, uno de los alimentos estrella en el cuidado del corazón y en la prevención de problemas cardiovasculares. No debemos olvidar que su aporte calórico es bastante elevado, por lo que se recomienda un consumo moderado.

Aceite de oliva: este ingrediente fundamental en la dieta mediterránea, gracias a su composición en ácidos grasos y antioxidantes, nos ayuda a proteger nuestra salud cardiovascular.

Salmón: por su alto contenido en Omega-3, además de ayudarnos a reducir nuestros niveles de colesterol y triglicéridos, mejora la flexibilidad de las arterias, permitiendo una mayor fluidez de la sangre. Otros pescados como el atún o las sardinas también son buenas opciones para cuidar nuestro corazón.

Vino tinto: Al contrario de lo que se pueda pensar, en pequeñas cantidades el vino aporta grandes beneficios para nuestro cuerpo. Por los antioxidantes que posee, ayuda a reducir el colesterol malo y aumenta el bueno. Lo más recomendado es tomar una sola copa de vino al día.

Legumbres: su elevado contenido proteico y la baja cantidad de grasas hacen de las legumbres un perfecto regulador del colesterol en sangre.

Semillas de linaza: quizá algo menos conocidas, las semillas de lino aportan una gran cantidad de fibra y Omega-3 vegetal, lo que ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre. Se pueden tomar enteras o molidas, en alimentos como batidos, yogures, ensaladas, cereales, …

Brócoli: es un alimento rico en minerales y vitaminas como el hierro, calcio, zinc, ácido fólico, vitamina K, antioxidantes, etc. que ayudan a prevenir los accidentes vasculares.

Curry: este condimento, muy utilizado en la cocina asiática, contiene un potente antioxidante llamado curcumina, que reduce el riesgo de infarto y las subidas de tensión.

Té verde: muy conocido por su utilización en las dietas para bajar de peso, el té verde nos ayuda a reducir los niveles de grasa en la sangre, por lo que contribuye a la prevención de enfermedades cardiovasculares.

En todo caso, no debemos olvidar llevar una dieta lo más variada posible, siempre intentando cocinar nuestros propios alimentos. Evitando alimentos precocinados y procesados evitaremos también azúcares añadidos y determinados conservantes que no son nada beneficiosos para nuestra salud. Seguir una rutina de ejercicios y tomar un mínimo de dos litros de agua al día también nos ayudará a tener un corazón sano.