¿Para qué sirve un desfibrilador?

¿Para qué sirve un desfibrilador?

¿Para qué sirve un desfibrilador? 351 720 Corazones Protegidos

¿Qué es un desfibrilador cardiaco?

El desfibrilador externo semiautomático (DESA) es un dispositivo electrónico fácilmente transportable que sirve para detectar y tratar una parada cardiorrespiratoria. Este aparato ayuda a reestablecer el ritmo cardiaco cuando el corazón entra en parada debido a una fibrilación ventricular o a una taquicardia ventricular sin pulso.

En la primera, el corazón tiene actividad eléctrica, pero sin efectividad mecánica. La segunda, en cambio, se produce cuando el corazón tiene actividad eléctrica, pero el bombeo de la sangre es insuficiente. El desfibrilador externo semiautomático ayuda a reestablecer un ritmo cardiaco efectivo eléctrica y mecánicamente.

¿Cómo funciona un desfibrilador?

El funcionamiento del desfibrilador consiste en enviar impulsos de corriente continua al corazón, lo que despolariza de forma simultánea todas las células del músculo cardiaco. De este modo el corazón puede retomar su ritmo normal o un ritmo eléctrico eficaz.  Una de las principales causas de muerte súbita es la fibrilación ventricular. Con la ayuda de una atención rápida y eficaz se pueden reducir el número de muertes.

El desfibrilador externo semiautomático es eficaz para la mayor parte de los llamados paros cardiacos, ya que en su mayoría el problema es la falta de fibrilación del corazón y un ritmo inadecuado de bombeo. En este tipo de paros cardiacos un desfibrilador devuelve el ritmo adecuado al corazón.

En los casos en los que el desfibrilador es ineficaz es en los paros cardiacos con asistolia, pues en estos casos el corazón además de no bombear sangre carece de actividad eléctrica; y en la actividad eléctrica sin pulso (AESP), donde existe actividad eléctrica, pero sin eficacia mecánica. Para estos casos se deben realizar únicamente compresiones torácicas mientras se establecen otras medidas avanzadas.

¿Dónde puedo adquirir un desfibrilador?

En la tienda del Proyecto Corazones Protegidos se puede comprar el desfibrilador modelo Zoll AED Plus, con 5 años de garantía, que incluye una funda, dos juegos de electrodos de adulto AED PRO/PLUS ZOLL STAT PADZ II, un juego de electrodos pediátrico ZOLL AED PEDI PADZ II AED PLUS/AED PRO y un juego de baterías.

La marca Zoll es líder del mercado, y el modelo AED Plus es el primer desfibrilador externo totalmente automático con Real CPR Help. Este modelo es fácil de usar y de fácil mantenimiento. Además, se envía con software para descarga de datos gratuito.

En la misma tienda también se pueden encontrar los cursos necesarios para poder utilizar el aparato. El curso de RCP-DESA y Soporte Vital Básico, o el curso de reciclaje en caso de que ya se hubiese realizado algún curso previamente.

El RCP son las maniobras de reanimación cardiopulmonar que se realizan a una persona que ha dejado de respirar y su corazón ha dejado de latir. El RCP es un procedimiento de emergencia que puede salvar la vida de una persona que haya entrado en parada al realizarse mientras llegan los servicios de emergencias.

El desfibrilador externo semiautomático (DESA) o automático, ayuda a diagnosticar y tratar la parada cardiorespiratoria cuando es debida a una fibrilación ventricular o a una taquicardia ventricular sin pulso. Una inversión necesaria para poder crear espacios cardioprotegidos que salven vidas.