Alimentos malos para el corazón

Alimentos malos para el corazón

Alimentos malos para el corazón 960 640 Corazones Protegidos

Quizá nos preguntemos: “¿qué alimentos son perjudiciales para el corazón?”. Pues bien, hay una serie de alimentos prohibidos para enfermos del corazón. Entre estos alimentos destacan todo tipo de productos procesados, ya que estos contienen elevadas cantidades de sal y azúcar. Alimentos como embutidos, productos enlatados o precocinados, tetrabricks, pizza, etc. están completamente contraindicados.

Entre los alimentos prohibidos para cardiacos se encuentran los alimentos que contienen sal o azúcar, los alimentos ricos en colesterol y aditivos, y los alimentos excitantes o tóxicos como el café y el alcohol.

Además, es recomendable evitar situaciones de estrés o ansiedad, ya que los factores psicosociales como la soledad o la tristeza también pueden afectar a nuestra salud cardiovascular. También debemos mantenernos en un peso saludable, intentando perder peso si sufrimos de sobrepeso.

Los menús para enfermos coronarios deben ser elaborados por dietistas cualificados. No obstante, a continuación, daremos algunas recomendaciones sobre la alimentación que debería seguir un enfermo del corazón y para personas que sufran otras afecciones como niveles elevados de ácido úrico, diabetes o insuficiencia renal.

Entre los alimentos para el corazón enfermo no deberíamos encontrar productos con exceso de sal como los caldos preparados o pastillas de sabor, salsa de soja, anchoas en aceite, embutidos, salmón ahumado, productos enlatados, conservas en sal, snacks o frutos secos salados. Obviamente, tampoco debemos añadirles sal a nuestras comidas.

Otros de los alimentos que deberemos evitar son los que contienen azúcar en exceso. Entre ellos se encuentran todos los alimentos procesados como bollería industrial, cereales para el desayuno, néctares o jugos de frutas, refrescos, mermeladas, postres lácteos, chocolate, caramelos o leche condensada.

Para endulzar los alimentos se recomienda hacerlo con edulcorante natural de estevia. Si el médico no nos ha prohibido la ingesta de azúcar, podemos endulzar las comidas también con miel cruda. No es nada recomendable utilizar azúcar blanca ni morena, sacarina, aspartamo, sucralosa, fructosa ni sirope de agave.

También debemos evitar los alimentos muy ricos en grasas “malas” y colesterol, como los lácteos muy grasos (mantequilla, nata, quesos, leche entera, crema de leche, …), los flanes, los embutidos, los patés, la carne roja, la carne procesada (salchichas, embutidos, …), el beicon, la bollería, los pasteles o las galletas.

En cuanto a los alimentos buenos para el corazón y circulación se podrían destacar los alimentos ricos en fibra, como los frutos secos, las verduras, la fruta, las legumbres y los cereales; los alimentos ricos en potasio, presente en legumbres, verduras, frutos secos, frutas frescas, pescados, carnes rojas, pollo y pavo; o los alimentos antioxidantes, como el tomate, el aguacate, los frutos rojos, los cítricos, las uvas, las espinacas, el brécol y las coles.

Entre los alimentos permitidos para la insuficiencia cardiaca también destaca el ajo; los alimentos ricos en grasas insaturadas como el aceite de oliva, de soja, de semillas de girasol y los pescados; y, por supuesto, el agua, que es esencial para eliminar toxinas. Además, también podemos para ello ayudarnos de infusiones de té verde, té rojo o cola de caballo.